El deporte, a todas las edades

El deporte, a todas las edades

Ya sea con 10 ó 60 años, el deporte es un gran aliado de la calidad de vida. Está demostrado que practicar un ejercicio regular a cualquier edad nos aporta beneficios físicos y también psicológicos y sociales. Aunque las obligaciones diarias nos ocupen la mayor parte del día, hay que incluir algún tipo de actividad física en nuestra rutina, ya sean unas clases de gimnasia o ir caminando hasta el trabajo.

Tanto si practicas ya ejercicio físico como si vas a empezar pronto, es aconsejable que consultes a un médico para evitar cualquier riesgo. Y recuerda, una alimentación saludable en la que predominen las frutas y verduras y un poco de deporte mejorarán tu bienestar diario. La sandía es una de las frutas que más contribuye a la recuperación de los deportistas.

¡Notarás la diferencia!

Beneficios físicos y psicológicos desde la infancia

deporte infancia mapfre

Todo hábito saludable tendrá mayores probabilidades de éxito en el futuro si se inculca desde la infancia y el deporte es uno de los más importantes. Prevenir la obesidad, la osteoporosis y la diabetes, mejorar la agilidad y la coordinación y aumentar la resistencia cardiovascular son algunos de los principales beneficios físicos del deporte en los más pequeños. En líneas generales, la práctica cotidiana de ejercicio físico favorecerá el desarrollo del niño. No menos importantes son los efectos psicológicos y sociales del deporte. Entre los más importantes, destacan el trabajo en equipo, la importancia de la participación por encima de “quedar siempre el primero”, la autonomía e independencia, el conocimiento del propio cuerpo, la autoestima, el valor del esfuerzo y la disciplina.

Nuestro estilo de vida actual, donde el sendentarismo cobra cada vez más protagonismo, no ayuda a que los menores se interesen por un deporte. Los especialistas aconsejan que el tiempo dedicado a videojuegos o televisión no supere la hora al día y que desarrolle siempre algún tipo de actividad que incluya movimiento.

Entre los 3 y los 6 años los niños aún no tienen el cuerpo preparado para soportar ningún ejercicio de potenciación muscular sino que su deporte debe estar más enfocado a desarrollar la agilidad, el equilibrio o la fuerza, siempre a través del juego.

A la hora de elegir un deporte para su práctica regular, los padres deben tener en cuenta los gustos del niño ya que de ellos dependerá en gran medida el mantenimiento del hábito, así como sus cualidades y constitución corporal. Deportes de equipo como el baloncesto o el balonmano e individuales como la natación o el ciclismo pueden resultar muy beneficios en durante la infancia.

Si quieres saber más

Mapfre: deporte en la infancia

www.depadresahijos.org

Sanitas

 Adolescentes y jóvenes más sanos

 En este periodo de tantos cambios para los menores, la práctica deportiva puede jugar un papel fundamental durante la adolescencia y la juventud. Como en el caso de la infancia, además de los indudables beneficios para la salud, el ejercicio físico conlleva otros efectos saludables en lo social: está demostrado que los adolescentes y jóvenes deportistas son menos propensos a consumir sustancias nocivas como alcohol y drogas.

deportes-adolescencia_webconsultas

Motivar a un adolescente a practicar deporte es más fácil si ya ha seguido una rutina deportiva desde la infancia. Empezar en esta etapa de la vida puede resultar complicado y no hay nada más desaconsejable que la obligación paterna. Dar ejemplo, animar -sin insistir- en los beneficios del deporte y acompañarles en sus aficiones pueden ser técnicas más efectivas a la hora de iniciar el hábito. En esta etapa los deportes de equipo favorecen las relaciones sociales y poder conocer a otras personas con sus mismos intereses y en un ambiente sano.

Para saber más

www.adolescentes.about.com

www.voicesofyouth.org

www.webconsultas.com

 

Para empezar a cuidarnos más en la edad adulta

Cuando la agilidad y la destreza propias de la juventud empiezan a abandonarnos no debemos perder el hábito del deporte. No obstante, las obligaciones laborales y familiares se incrementan en esta etapa de la vida por lo que la falta de tiempo suele ser un motivo para espaciar o incluso eliminar nuestras sesiones de ejercicio. Es cuando hay que ser más firmes y conscientes de que el deporte es beneficioso para nuestra salud y para las personas que nos rodean.

Al igual que en otras etapas, la actividad física evitará la aparición de la obesidad y mejorará las condiciones de nuestras articulaciones, huesos y tensión arterial, así como la resistencia cardiaca. Influye decisivamente también en el mantenimiento de una buena postura corporal, equilibrio y una buena respiración. En cuanto a aspectos psicológicos y sociales, el deporte es una buena técnica de liberación de estrés, fomenta la autoestima y facilita un mejor descanso al final del día. Y, aunque nos pueda parecer lo contrario, practicar deporte renueva la energía.

ejercicio-adultos webconsultas

A estas edades se pueden practicar muchas disciplinas deportivas diferentes, desde el senderismo y el aquaerobic hasta el footing, la natación, la gimnasia de mantenimiento o los bailes de salón. Es cuestión de elegir el que más se adapte a los gustos personales.

Para más información

www.webconsultas.com

www.efdeportes.com

 

¿Deporte a los 60? ¡Por supuesto!

deporte 60

¿Quién dijo que el deporte se acabó al llegar a los 60 años? Cuando ya se termina la vida laboral activa es quizás el momento en que las personas tienen más tiempo libre por lo que mantener o incluso iniciar este hábito de vida es muy recomendable. Evidentemente y, como en otras etapas, hay que adaptar la intensidad y el tipo de ejercicio a la condición de cada uno pero está demostrado que los beneficios no están sujetos a la edad.

A partir de los 65 años el deporte ayuda a mantener la fortaleza de los huesos y los músculos –fundamental para evitar caídas o paliar sus efectos-, controlar el peso y los niveles de colesterol y mejorar la resistencia cardiaca. También ayuda a descansar mejor e incluso está demostrado que contribuye a la fijación del calcio. En el aspecto psicológico, el ejercicio fomenta las relaciones (se puede salir a pasear acompañado de familiares o amigos), fomenta la autonomía y mejora el estado de ánimo llegando incluso a prevenir depresiones.

Dependiendo del estado de cada persona, a estas edades se pueden practicar diferentes disciplinas como el yoga, la natación o el baile, o simplemente crear una rutina que incluya caminar, hacer labores de jardinería o dar paseos en bicicleta.

Sea cual sea tu edad, ¡el deporte te sentará bien!

www.teinteresa.es

www.consumer.es

www.mujerhoy.com

 (imágenes de www.bellezapura.com, www.mapfre.com, www.mujerhoy.com y www.webconsultas.com)

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestMas