¡Aquí no hay playa!

¡Aquí no hay playa!

Con la llegada de las vacaciones, las playas de todo el país se llenan de bañistas deseosos de sumergirse en el mar, tumbarse al sol en la arena y disfrutar del chiringuito más cercano. Tanto es así que el mes de agosto supone una masificación para muchos puntos de la costa que a veces resulta difícil de sobrellevar para los que buscan tranquilidad y descanso. Aunque los beneficios y ventajas de las playas son innumerables, las provincias de interior ofrecen alternativas cada vez más atractivas para veraneantes de todas las edades: desde familias a jóvenes hasta los mayores.

En los destinos de interior se puede optar por visitas culturales en las que descubrir lugares únicos como las famosas Casas Colgadas de Cuenca, el casco histórico de Zamora o la Córdoba monumental. Eso sí, teniendo en cuenta los horarios para evitar los estragos del calor. Pero, sin duda, los destinos interiores más solicitados durante el verano son los de montaña, donde hay tiempo para deportes de aventura, chapuzones en agua dulce y turismo gastronómico.

destinos de interior, viñedos

Los parques naturales repartidos por todo el país –como el de Monfragüe en Extremadura, los Picos de Europa en Asturias o la comarca de Los Vélez en Almería- son rincones idílicos para el verano y cada vez son más los turistas que se dan cuenta de sus beneficios. La oferta de estos destinos de interior abarca desde los campamentos de verano –que pueden ser temáticos- para niños y adolescentes, a las actividades deportivas como el rafting, la espeleología, rutas en kayak, los paseos a caballo o en bicicleta así como el senderismo más suave o los baños en pozas de aguas cristalinas.

Rica gastronomía

Si lo que te gusta es aprender las costumbres del lugar o degustar las especialidades culinarias de la zona, hay interesantes propuestas gastronómicas en estas áreas, que van desde los quesos artesanos y las chacinas a la carne de caza, los guisos típicos y el pescado de río. Granja-Escuelas, queserías, pequeñas bodegas y otros establecimientos ofrecen a los visitantes cursos especializados para aquellos que quieran ahondar en el conocimiento de estos productos delicatesen.

La oferta de alojamiento también suele ser variada y se puede ajustar a todos los bolsillos: desde los asequibles y divertidos campings para tiendas, caravanas o con cabañas hasta los hoteles rurales con encanto o casas de alquiler con jardín y piscina para no echar de menos el agua.

Si este verano prefieres desconectar entre verdes paisajes, te dejamos unos enlaces que pueden resultarte de interés. ¡A disfrutar!

Spain.Info

Guía Repsol

Las imágenes son de www.lne.es

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestMas