Se me ha roto el corazón

Se me ha roto el corazón o el síndrome del corazón roto

Sabéis que nos interesa mucho abordar todo lo relacionado con la salud, y en concreto la salud cardiovascular y el corazón por eso hoy queremos hablaros de esta enfermedad denominada síndrome del corazón roto.

Parece ser que la frase “Se me ha roto el corazón” no sólo es utilizada de forma literaria o coloquial. Tiene su fundamento.

El también llamado síndrome del corazón roto puede sobrevenir por la muerte de un familiar, por un mal de amores, la ruptura de una pareja o incluso un disgusto grave como tener una discusión sería con algún familiar o conocido. Este síndrome llega a acerarse, a ponernos al borde de un ataque cardíaco pero afortunadamente de carácter leve. El síndrome del corazón roto es un fallo cardíaco que puede tener los mismos síntomas que el infarto de miocardio pero sin sus graves consecuencias.

En el 90% de los casos, viene provocado por un estrés muy fuerte y súbito. Ese desmesurado estrés produce la liberación repentina de grandes dosis de catecolaminas, sustancias similares a la adrenalina, que en dosis muy altas, tienen un efecto tóxico sobre el corazón.

Cuando alguien diga que ha sufrido un “susto de muerte” o que le han “partido el corazón” puede que la frase sea más literal de lo que parece. Por un reciente caso, España ha sido el primer país del mundo donde se ha descrito el síndrome de muerte súbita tras una detención policial que podría ser, una variante de la miocardiopatía por estrés o síndrome del corazón roto.

Paciente estándar. Mujer, posmenopáusica y SANA

Aunque se ha investigado mucho sobre el tema se desconoce porque es tan frecuente entre este tipo de mujeres. Edad entre 60 y 75 años, con una salud cardiovascular buena, no fumadora, colesterol, tensión y azúcar normales, y que sufre un episodio de gran estrés psíquico como pueda ser la muerte de un familiar, diagnosticarle una enfermedad grave, pérdida de empleo, perdidas de juego, un robo violento o conflictos fuertes relacionados con la pareja o familiares/amigos fuerte. Sin descartar el estrés físico como pueda ser padecer un ictus, un ataque de asma, tratamientos quirúrquicos o de quimioterapia. Afortunadamente, estos pacientes se recuperan completamente en 3 o 4 días sin sufrir ningún tipo de secuela.

Mujer, mayor, posmenopáusica y sana

Por todo ello os recomendamos, cuidar mucho vuestro corazón y evitar todos los riesgos que afecten a vuestra salud cardiovascular incluyendo en vuestra dieta alimentos como sandía fashion así como el resto de frutas y verduras. Llevar una vida lo más saludable posible, hacer ejercicio, caminar a paso rápido mínimo durante 30 minutos es suficiente, ayudará a vuestro corazón a estar fuerte y sano.

Fuente info: Dr. Manuel Martínez-Sellés. Jefe de la Sección de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidente de la Sección de Cardiología Geriátrica de la Sociedad Española de Cardiología.

Resúmen del artículo publicado en la Fundación Española del Corazón

Fuente fotos: Pixabay.com

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestMas